El Reencuentro de los niños de «Los Años Maravillosos» 26 años después

Hay series que han marcado una época y que asociamos a momentos de nuestra vida. Una de ellas, imprescindible en cualquier recorrido seriéfilo por nuestra infancia y juventud, sin duda, es «Los Años Maravillosos», la serie de ABC que arrancó sus emisiones en 1988 y se extendió durante seis temporadas. Cuando la serie llegó a América Latina , en los noventa, encajó a la perfección con un público que estaba viviendo esos cambios en carne propia y la identificación de los espectadores fue total.

Con una una fantástica cabecera que combinaba la versión de Joe Cocker de With a Little Help from My Friends de Los Beatles con imágenes de video en 8 milímetros, cada día todas las familias se sentaban a ver esta serie ambientada en la Estados Unidos de los primeros años 70.

La actriz Danica McKellar, que interpretaba a Winnie Cooper, ha compartido a través de sus cuentas de Twitter y de Instagram una foto en la que aparece con sus antiguos compañeros de la serie: Fred Savage que encarnaba al protagonista, Kevin Arnold, y Josh Saviano, quien daba vida a Paul Pfeiffer. Los tres se han reencontrado 26 años después de que ABC decidiera cancelar la serie por una denuncia de acoso sexual entre sus trabajadores.

«¿Le suena este grupo a alguien? ¡Quedé con estos chicos a comer ayer y fue tan divertido ponerme al día y saber de sus preciosas familias! Y sí, @joshsaviano, estoy totalmente de acuerdo – *chicos* son como una familia… quiero decir, crecimos juntos después de todo. #memories«. Este es el texto que ilustra el reencuentro de los tres protagonistas de la mítica serie.

Las últimas palabras de Los Años Maravillosos, resumían perfectamente su espíritu: “Crecer sucede en un latido. Un día estás en pañales, al siguiente ya no estás aquí. Pero los recuerdos de la niñez permanecen contigo todo el camino. El asunto es que, después de todos estos años, sigo mirando hacia atrás, maravillado”. A pesar del tiempo, Los años maravillosos ha envejecido bien y mantiene la calidez, la inocencia y las lecciones que nos mantuvieron atrapados ante la tele hace ya más de veinte años.

Déjanos tus comentarios

Notas Relacionadas